Alternativas naturales para bajar la fiebre

0

La fiebre es una respuesta común del organismo ante distintas situaciones; de ahí que muchos padres, prefieren no optar por suministrarles fármacos a sus hijos – en especial cuando son muy pequeños – para controlarla. Aprenda a bajar la temperatura de forma natural con métodos eficaces.

¿Cómo combatir la fiebre de manera natural?

Antes de pasar con los métodos o recetas caseras para bajar la fiebre es importante enfatizar en que deben ser tomados como primera medida, pero en el supuesto que sea incontrolable o que extienda por varios días, conviene acudir a un médico.

Primera medida: un baño con agua tibia

Meterse a una bañera con agua tibia o permanecer en la ducha durante unos 15 minutos puede ser de gran ayuda para disminuir la temperatura corporal. Postergue el efecto colocando calcetines mojados en los tobillos al salir; bastará con disponerlos cubriendo dicha parte y repetir el procedimiento cuando estén secos, ¡funciona de maravilla en niños pequeños al brindarle alivio y conseguir que se calmen!

Asimismo puede enfriar su cabeza y cuello con paños fríos o mojados, cuidando de que sustituir las compresas cuando se tornen secos o demasiado calientes; repita hasta que la temperatura haya descendido.

Segunda medida: evitar las comidas pesadas e hidratarse bien

En lugar de comidas pesadas, apueste por tomar líquidos saludables como infusiones, té o sopas de verduras, con ello el organismo encontrará más rápida recuperación. Por su parte, la ingesta de agua, zumos o bebidas electrolíticas es fundamental, recuerde que la fiebre suele acarrear deshidratación, pues el cuerpo se encuentra respondiendo ante organismos ajenos a él.

La cantidad necesaria varía en función de la edad y sexo del paciente; a grandes rasgos un adulto varón demanda mínimo 3 litros, mientras que una mujer 2.2 y los niños 1.5.  No está demás sumar a la hidratación un helado – seguro los pequeños sabrán agradecer el método – la razón del consejo radica en que el azúcar contenido en el postre, actúa a favor, además de  ser aliciente.

Remedios caseros para bajar la fiebre

Adicional a los procedimientos antes mencionados, existen recetas de tés capaces de contribuir a la regulación normal de la temperatura, veamos:

De salvia:

Las propiedades de la hierba le convierten en una opción ideal al fomentar la transpiración, y por ende, el descenso de la temperatura. Disponga unas cuantas hojas en una taza de agua hirviendo, tápela y deje que se infusione unos 10 minutos antes de filtrar y sumarle un par de cucharadas de zumo de limón. De preferirlo, endulce con azúcar, miel o estevia.

De pasas:

Coloque en un cazo, un litro y medio de agua junto a una taza de pasas para que se cocinen hasta que el líquido se reduzca a un tercio; llegado ese punto, retire del fuego y aguarde a que enfríe.  La dosis recomendada es de media taza varias veces al día.

De lechuga:

¿Quiere bajar la fiebre y mantenerse hidratado? la infusión de lechuga es la respuesta; esto se debe a que en su composición se destaca la presencia de altos niveles de potasio, así como magnesio, calcio, fósforo y sodio.

El procedimiento para su preparación consiste en hervir un litro de agua en el que se incorporará una planta de lechuga entera para que desprenda sus propiedades; cuele y endulce a su elección. Se toma tibio.

 

Share.

About Author

Leave A Reply