Cómo llevar a cabo la dieta disociada

0

Cuando se trata de dietas pensamos haberlo oído todo. Pero últimamente se ha hecho muy popular, llamada disociada. Es importante instruirse al respecto, porque hasta los momentos no cuenta con el apoyo de estudios científicos que respalden sus efectos. A través de este estilo, ya no será necesario contar cada caloría antes de consumirla. Lo importante de la dieta disociada es no irse a los extremos porque al final, esto perjudica nuestra salud.

La dieta disociada consiste en comer los alimentos que separaremos por categorías, para de esta forma consumir en un plato un solo tipo, que pertenezcan a la misma clase. Los estudiosos afirman que hay que comer con sabor, sin ver el procedimiento como una verdadera tortura. Todo esto llevará a la persona a perder los kilos de más que tanto odia. Los alimentos han sido agrupados en una tabla, que nos indica cuáles podemos comer de manera separada.

Este cronograma está dividido en cinco grupos de alimentos: verduras (apio, espárragos, zanahoria, cebolla, pepino, lechuga, espinaca, coliflor, calabacín, etc.), proteínas (carnes, huevos, queso, pescados, maricos y otros derivados lácteos), frutas, grasas (dátiles, chocolate, nueces, avellanas, aceite de oliva o de girasol) y carbohidratos (granos, legumbres, pasta, harina, maíz, arroz, etc.)

Una vez determinados los grupos alimenticios, debemos tener claro que no podemos mezclarlos a la hora de ingerirlos como generalmente se acostumbra. Por ejemplo, en las dietas tradicionales las personas consumen carbohidratos con proteínas, grasas y las frutas ácidas con las dulces. Estas normas deben quedar claras para no cometer errores.

Otras recomendaciones de la dieta disociada consisten en que las frutas solo deben comerse en el desayuno y a media mañana como parte de la merienda. Asimismo, los frutos secos también podrán ingerirse como “snack” mañanero. Los carbohidratos se deben de comer a media mañana o durante el almuerzo. Descartados para las cenas. Mientras que las proteínas sí se consumen de noche.

En este sistema alimenticio se deben consumir cinco comidas al día, que es lo recomendable por los nutricionistas. Tres platos principales y dos meriendas. Cuando se come suficiente durante las 24 horas, el organismo se pone a trabajar para quemar las calorías y cumplir con el proceso de digestión. De este modo se incentiva el adelgazamiento.

Si no sabes muy bien cómo organizar el menú, te damos una recomendación de un cronograma alimenticio de un día. Puedes variarlo para evitar aburrirte con el sabor de las comidas. Como desayuno se puede tomar un café o té (endulzado con edulcorante), para acompañar dos rebanadas de pan. La merienda: frutos secos. El almuerzo será una ensalada con mucha lechuga, cebolla y zanahoria. O una ensalada de pasta con verduras. Otra merienda previa la cena es fruta. Mientras que la última comida del día sería un puré de verduras o sopa. Carne, pescado o pollo también son buena opción.

Siempre que vayas a iniciar una rutina alimenticia es necesario consultar a un especialista para evitar complicaciones en la salud. ¡No te arriesgues, atención!

Share.

About Author

Leave A Reply