Decisiones

0

Suena el despertador: “6.00 am”. Te preparas, como siempre, ajustas los controles de los brazos, piernas y demás. Pones tu canción favorita en Tubidy. Con precisión aseguras el corazón electrónico, lo mismo que el cerebro, dos componentes esenciales.

Te acercas al comedor. Un desayuno programado (como tu propia vida). Sólo ingredientes de la mejor calidad, tu empleo te lo permite. Saludas a tu canario electrónico, hoy canta una melodía bellísima. Te percatas que necesita baterías per decides dejarlo para después. Lo peor que puede ocurrir es que estalle como los últimos 10.

Sales rumbo al trabajo. Vas a pie, pues llegas en apenas unos minutos, políticas de la empresa, “todos los empleados debe vivir en un espacio adaptado dentro de las instalaciones del trabajo”. Te sientas y te preparas un café cargado. . De pronto notas algo nuevo: tu mano derecha tiene una modificación”, algo raro, anormal. Pides permiso a tu supervisor para ir a la enfermería.

El doctor, un tanto cegatón por la edad, te regresa a tu lugar y te dice que no te alarmes, es un razgo de la edad. Tu preocupación incrementa, sentimiento al que no estás acostumbrado. Sabes que cuando un androide no es útil para la empresa es enviado directamente al “paraíso”. Nadie sabe exactamente qué es, pero les han contado que es un lugar mejor. Aunque no te convence esa explicación, prefieres no dudar, lo único que te queda claro es que de ahí nadie regresa.

Pasas un día normal, más angustiado, pero como todos los días sigues trabajando. Pasa el tiempo y sabes que pronto notarán algo de tu mano. Al salir del trabajo caminas un rato fuera de la empresa, no quieres llegar a casa. Piensas en la mejor opción, pero ninguna te convence. Estas seguro de que irás al “Paraíso”, pero no quieres, sabes que aún te queda mucho por hacer, en realidad todo. ¡Alerta!, es la voz de una conciencia que se despierta.

Continúas caminando, sin rumbo. Al mirar atrás te das cuenta que estás muy lejos de casa, pero aún puedes regresar. Observas el camino recorrido y el que te falta por recorrer. Estas en el punto de tomar una decisión. ¿Cuál es tu decisión?

Share.

About Author

Leave A Reply