El plan fiscal de Trump afectara a Wall Street

0

Hace unos días se dio a conocer una de las propuestas más polémicas en el plan fiscal consiste en la creación de un impuesto de hasta 12 por ciento sobre las ganancias offshore acumuladas por las firmas norteamericanas, lo que afectaría a grandes empresas multinacionales.

Las compañías de Estados Unidos han acumulado hasta 3.1 billones de dólares en el extranjero, según una estimación de Goldman Sachs. Las mayores ganancias en el extranjero pertenecen a Apple, con más de 200 mil millones de dólares, seguidas por las de Microsoft, Cisco Systems, Alphabet, Oracle y Johnson & Johnson, según datos compilados por Bloomberg.

Aunque las acciones de estas firmas no registraron movimientos significativos por dicha propuesta, sí despertó un ánimo negativo entre analistas.

“La tasa del 12 por ciento está en la frontera de volverse una amenaza para las empresas”, señaló a Bloomberg Steven Englander, jefe de investigación y estrategia de Rafiki Capital Management. “No cambia el juego, pero el giro en el tono es una decepción. La propuesta se ha desviado para las empresas y está avanzando para volverse una alcancía que pague los recortes de impuestos”.

Un segundo efecto, pero en este caso positivo, se dio en el sector de las compañías que administran fondos para el retiro. Las acciones de Principal, Metlife y Prudential hilaron ganancias durante dos días consecutivos desde el 1 de noviembre, debido a que la propuesta fiscal no tocaría las aportaciones hechas a los planes de jubilación conocidos como 401 (K).

Otro foco de atención fueron United Water Resources y Veolia North América, empresas privadas enfocadas en el financiamiento de proyectos públicos de agua y aguas residuales a través de bonos, las cuales se verían afectadas, debido a que la propuesta republicana plantea eliminar los bonos de la actividad privada, que son bonos exentos de impuestos y que permiten que el sector privado participe en la financiación. Esto provocaría que empresas enfocadas a este tipo de proyectos paguen tasas más altas, mientras que los que compran los bonos tendrían que pagar impuestos sobre las ganancias.

 

 

Share.

About Author

Leave A Reply