Hábitos que pueden ayudarte cuando estás a punto de darte por vencido

0

No soy de las personas que dicen que uno nunca debe darse por vencido.

No, en absoluto, a veces la retirada puede ser la decisión correcta. Sin embargo, no soy de abandonar prematuramente los objetivos o los esfuerzos del pasado, y tirar todo por la borda, debemos proceder correctamente. Cuando estés a punto de darte por vencido, persiste, sobre todo para asegurarte de que no fue por falta de dedicación o compromiso que no alcanzaste los objetivos.

Algunos días son extraordinarios y lleno de inspiración. Algunos días son lo mismo que muchos otros, guiados por la rutina. Y en algunos días se puede sentir en el estado de ánimo de abandonar. En estos días tienes que esforzarte por usar tu conciencia y alejarte lo más posible de este sentimiento paralizante, lo que puede reflejar sabiamente sobre el enorme impacto de retirada pueda tener en tu vida.

A continuación te presento hábitos que pueden ayudarte a mantenerte firme o para cambiar de dirección en días difíciles:

1 – Establece expectativas realistas

Establecer expectativas realistas y no contaminadas, sobre todo, no teniendo en cuenta la publicidad que promete resultados rápidos y sin esfuerzo. Asegúrate de que no eres demasiado perfeccionista. Escucha a la gente que sabe cómo funcionan las cosas y lo que pueden decirte que serán de utilidad para que seas más experto y por lo tanto te mantengas firme. Probablemente no tengas un modelo exacto. Pero las cosas que la gente puede decirte personalmente o por medio de libros, conferencias, cursos y blogs creíbles pueden ser una gran orientación.

2 – Recuerda por qué estás haciendo lo que te has propuesto

Es fácil perder el enfoque en la ajetreada vida cotidiana. Pero tratar de recordar las razones que te llevaron a esta decisión o desafío. Tal vez:

  • Apoyar y proteger a tu familia.
  • Vida más saludable y para que puedas ver crecer a tus hijos.
  • Disfrutar de las cosas buenas de la vida y explorar cosas nuevas.
  • Tener una mejor imagen para sentirte bien contigo mismo.
  • Asumir tus responsabilidades y sentirte uno mismo.
  • Dedicarte más a trabajar para conseguir dinero extra.

Así que cada vez que sientas el deseo de rendirte, recuerda tus poderosas razones para justificar el esfuerzo de permanecer fiel a tus metas.

3 – Recuerda: las cosas se ponen más difíciles antes de mejorar

Cuando tu objetivo es exigente, o te enfrentas a obstáculos para tu vida, es importante entender que el proceso puede ser doloroso y agotador. El resultado que puedes tener es la percepción de que la lucha está siendo vergonzosa y que el esfuerzo está siendo inútil. Mantén tu fatiga y resiste la frustración por lo que puedes retirar el beneficio de toda tu dedicación. No siempre el retorno ocurre inmediatamente.

4 – Mira el problema desde otra perspectiva

Si nos fijamos en los contratiempos y obstáculos como fracasos, se coloca en el camino de la retirada. La mejor estrategia es tratar de entender lo que funciona y también lo que no funciona. Continúa haciendo las cosas que funcionan y analiza nuevos enfoques en los que no tienen éxito o que en repetidas ocasiones no tienen ningún efecto. No te concentres en el fracaso, pero si en la solución. Haz algo que no se ha hecho antes. No renuncies a tu objetivo, intenta un acercamiento desde una perspectiva diferente.

Share.

About Author

Leave A Reply