La casa de subastas Morton subastaba documentos y objetos de la independencia incluyendo la carta de Hidalgo

0

La corta carta es un testimonio de la esperanza independentista que escribió el cura Miguel Hidalgo en 1810, un tesoro de México de la época revolucionaria que se celebra cada septiembre en México.

La casa de subastas más grande del país Morton, incluyó esta semana en sus catálogos especiales la carta del cura Miguel Hidalgo en el que también subastaba 252 documentos y objetos de la independencia este martes tenía previsto ofrecer la carta por un precio entre 110.000 y 130.000 pesos mexicanos el precio de salida del fervor revolucionario.

Tras recibir la carta, Ruiz Abreu decidió demandar penalmente a la casa de subastas Morton ante la Fiscalía General por la probable comercialización de Patrimonio Documental de la Nación en 75 de los 252 objetos ofertados en la subasta del día martes 14 de septiembre del 2020 ya que Morton no informó al Archivo General de la Nación de incluir dichos documentos en la subasta y en caso de omitirse dicha notificación el Archivo General de la Nación (AGN) podrá anular la venta y solicitar la devolución de los documentos.

A pesar de la demanda penal realizada horas antes de la subasta Morton no cancelo la subasta pero al llegar al lote 77 donde se comenzaría con la subasta de la carta del cura Hidalgo anuncio a los compradores que el lote se encontraba retirado sin dar algún comentario pero siguió con la subasta.

Alfredo Ávila uno de los historiadores que le escribieron a Ruiz Abreu para pedir una explicación acerca de los documentos que se subastarían dijo que era un robo histórico aunque también dijo que al documento se le harán pruebas para saber si es auténtica ya que no está seguro que la carta haya sido robada del Archivo General de la Nación (AGN) y que puedan tratarse de los  documentos originales.

Aunque pudiera ser una copia esta carta tendría un gran valor en el mercado ya que nadie había visto el documento original, y al ser la única copia manuscrita tendría un valor económico solo un poco menor a la carta original.

También explico que los saqueos de documentos importantes en el Archivo General de la Nación se han vuelto más cotidianos y que los historiadores solo se dan cuenta cuando hay ventas públicas pero el tráfico en general se da realmente entre conocedores de subastas.

Share.

About Author

Leave A Reply