Radiación solar

0

Ahora que ya estamos en una época en la que no hace tanto calor y la radiación solar no es tan violenta como en pleno agosto, es importante empezar a cuidar nuevamente nuestra piel. Muchos somos los que en verano nos hemos pasado horas tomando el sol para lucir un buen bronceado, y ahora llega el momento de mantenerlo.

Es posible que durante este tiempo hayamos detectado algunas anomalías en la piel que deberíamos someter a análisis de inmediato. Las largas exposiciones al sol pueden causar una gran cantidad de enfermedades, desde diferentes tipos de acné a cáncer de piel, pasando por la queratosis actínica o la piel reseca.

Es por ello que recomendamos a todo aquel que haya sentido algún síntoma fuera de lo común a realizarse un control médico.

Existe una lista de acciones para evitar llegar a este punto tales como:

  • Usar cremas fotoprotectoras cada 2 horas.
  • Evitar exponerse al sol a las horas de máxima radiación (10h – 16h).
  • Mantener una buena hidratación constantemente.
  • Usar prendas de vestir ligeras y frescas.

Es crucial tener estas cosas en cuenta durante el verano para no vernos sufriendo las consecuencias del sol.

Sin embargo, una vez tenemos estas consecuencias en la piel, podemos intentar mitigarlas mediante algunos tratamientos.

  • Usar cremas a base de aloe vera.
  • También es una buena idea usar cremas hidratantes para mejorar la salud de las células de la piel.

Si pasados los días podemos ver que los efectos no surgen, es momento de llamar al especialista y que sea él o ella quien nos recete el tratamiento que más se adecue a nuestro caso.

El médico realizará las pruebas que sean necesarias para determinar la gravedad del caso y descartar posibles trastornos más severos.

Vemos que existen diferentes tratamientos según el caso, pero como siempre se ha dicho, es mejor prevenir que curar.

Share.

About Author

Leave A Reply